Hernán “Cucuza” Castiello se dio el gran gusto de interpretar el Sueño del Pibe junto a Maradona en La Paternal. ¿Quién es este personaje? Entrá y conocelo. Fuente: Olé

Nota del 15 de Diciembre- Olé La Paternal se conmovió este último sábado (por el sábado 14 de diciembre) con la vuelta de Diego Maradona al barrio. El Diez dijo presente en un evento benéfico (para la familia del fallecido periodista Sergio Gendler) con viejas glorias del Bicho, otros jugadores (y ex) de diversos rincones del mapa futbolero y compañeros periodísticos del recordado Gendler. Obviamente, Maradona fue la gran figura de la sentida tarde. Saludos y abrazos con todos en el estadio que lleva su nombre. En el medio de la algarabía, Pelusa tomó el micrófono. Después de unas palabras dedicadas a los hinchas presentes y el público en general, un hombre de 50 años -vestido con la mítica camiseta azul de la Selección Argentina en 1986- se le acercó y juntos interpretaron el Sueño del Pibe, conocido tango que Diego se ha animado a recitar en mas de una ocasión. Le pusieron un moño a la pintoresca jornada al ritmo del dos por cuatro. Ese señor que cantó con Diego se llama Hernán Cucuza Castiello. Olé se contactó con él y a continuación vamos a contarte quién es este artista, qué hizo en el mundo de la redonda y hace cuánto conoce al Diez. Castiello jugó en el famoso club Parque e hizo Inferiores en Argentinos. Lateral derecho, categoría 1969, fue compañero de futbolistas de renombre como Fernando Redondo, el Negrito Cáceres y Silvio Rudman. Fue dirigido por Néstor Pekerman e incluso llegó a ser suplente en partidos de Primera, con Nito Veiga como DT. Después de un breve periodo en Tigre, en 1992 pasó a Aldosivi de Mar del Plata, nuevamente con Veiga. Jugó algunos partidos, pero una dura lesión terminó con su carrera con apenas 24 años. “A Diego lo conozco a través del Turco (Maradona), yo jugaba en Argentinos Juniors en la categoría 1969 con Fernando Redondo, el Negro Cáceres, Silvio Rudman. A Diego lo veíamos varias veces, cruzándolo en Malvinas desde chico. Después, en algún asado en Moreno cuando salíamos campeones. Recuerdo ya en el tiempo haber ido a la casa cuando tenía 17, invitado por Lalo Maradona cuando fue el Mundial 1986. Después, pasó mucho tiempo para verlo nuevamente. Y hace poco, cuando yo cumplí 50, me mandó un video de cumpleaños. Fue una sorpresa, me emocionó mucho”, cuenta un todavía emocionado Castiello, casi con la voz de un ñiño, todavía incrédulo por lo sucedido horas atrás. ¿Cómo se animó a cantarle a Maradona? El propio Castiello se encarga de relatar el paso a paso de ese momento, inolvidable para su vida. “A partir de su sobrino Dani (López), empezamos a hablar cuando estaba dirigiendo en México. Pero hacía rato no lo veía. Siempre estaba latente la posibilidad de cantarle un tango o ir a su casa, como fui jugador de Argentinos… Ayer cuando me enteré de la posibilidad de que fuera al homenaje a Sergio Gendler, como buen futbolero y con muchos futbolistas que fueron compañeros míos, fui a verlo. Tuve la oportunidad de compartir el vestuario y cuando lo vi, lo abracé. El me conocía con pelo. Cucuzita (Cucuza es su apodo original), te agarró un camión, un tren ja, me dijo. Después, el Pipa Gancedo se le acercó a Diego y le dijo que yo cantaba tangos. Ahí nomás, agarré el micrófono y canté el Sueño del Pibe. Le di ese regalo ante la gente. Como sabía que lo conocía al tema, compartimos el micrófono y terminamos cantando juntos. Fue uno de los momentos más lindos de mi vida. Terminé llorando”, revive con alegría. Todavía no cae. Haber estado al lado de una leyenda como Maradona y compartir con él su otra pasión fue algo épico, imposible de igualar. Emocionado, expresa sus sensaciones con su familia y amigos: “Estaba en un estado de limbo. Cuando se me fue la emoción, le avisé a mi mujer, a mi hijo, mi hermano. Son los que saben mi fanatismo por el Diego. A la par, me empezaron a llegar videos y filmaciones de todos lados por whatsapp. Mi hijo y mi mujer me preguntaban si estaba bien, cómo me sentía porque saben mi fanatismo por Maradona. Temieron por mi salud, porque me vuelvo loco. Los amigos también felicitándome. Mi Facebook se llenó de videos y comentarios”. A Castiello lo podés encontrar en el Bar el Faro con el Tango vuelve al Barrio. Además, hace otro ciclo que se llama la Menesunda, con temas de rock traslados al tango en La Trastienda. Y el próximo 8 de febrero será parte del Cosquín Rock con el show que llevan por todo el país con Hernán Casciari, llamado Nostalgias. “Canto desde chico. Siempre fue una pasión compartida con el fútbol”, concluye Cucuza. Si querés volverlo a escuchar, ya sabés dónde hallarlo. Foto: Instagram de “Cucuza” Castiello Caracteres: 4.493

 150 total views,  1 views today