El detenido, de profesión ingeniero y despedido de Atucha, realizaba discursos y arengas inentendibles. Del operativo participaron efectivos policiales, personal judicial y hasta una delegación de la embajada de Estados Unidos. Fuente: Zonales.com

La manipulación de armas frente a cámara y sus incoherencias discursivas fueron motivo suficiente para que se ordenara la detención de un hombre de 44 años, identificado con las iniciales DAP, vecino del barrio porteño de Chacarita, paciente psiquiátrico con diagnóstico de esquizofrenia grave.

Entre las pertenencias que le fueron incautadas durante el allanamiento a su propiedad, además de armas y municiones variadas, había un ejemplar de Mi Lucha, el más conocido de los libros de Adolf Hitler (Mein Kampf, su titulo original).

“Estas son mis ametralladoras, Itakas y revólveres… bendiciones para las Fuerzas Armadas”, reza uno de los videos subidos a la plataforma YouTube por DAP, quien pese a su deteriorado estado mental daba la impresión de manipular con soltura las armas y municiones que atiborraban el living comedor de su departamento sobre la Avenida Forest, a pocas cuadras de la Estación Lacroze del Ferrocarrril Urquiza.

Algunas de esas imágenes y una denuncia recibida por el Ministerio Público Fiscal determinaron que se iniciara una investigación exprés del caso, al cabo de la cual se ordenó el arresto del propietario de la vivienda. En el operativo intervinieron el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del MPF y efectivos especializados de la Policía Federal Argentina, quienes recibieron directa colaboración de la Embajada de Estados Unidos en nuestro país.

Un arsenal en pleno Chacarita

Una escopeta Itaka calibre y otra modelo Legend, ambas calibre 12; dos pistolones calibre 32; una pistola Bersa semiautomática calibre 9; otra de la misma marca calibre 22; una Glock 9 milímetros; un revólver calibre 44; una carabina semiautomática Smith & Wesson; dos computadoras; un teléfono celular; escudos e identificaciones de distintas fuerzas de seguridad y el mencionado libro de Adolf Hitler fueron algunos de los elementos que se encontraron en la casa donde residía DAP.

Algunas de esas armas son las que había utilizado el hombre (de profesión ingeniero, estado civil soltero, 1.85 metro de estatura, contextura delgada) para sus inquietantes filmaciones caseras, en las cuales hablaba a cámara de forma inconexa, la mayoría de las veces sin sentido.

Para volver más tenebrosas las imágenes, DAP aparecía vestido con ropas blancas y uin turbante del mismo color que parecían el uniforme de guerra de un talibán o de algún otro combatiente de Oriente Medio. «Siempre apoyé a las fuerzas de seguridad», les dijo a quienes llevaron adelante el operativo en su vivienda, según puede escucharse en uno de los videos distribuidos por la Policía Federal.

“Les diré estas palabras de aliento a todos. Dijo el sol al combatiente más poderoso de los ejércitos: te convertiré en el faraón del universo y entonces yo responderé. Responda conmigo: no lo haré. No seré faraón de ninguna cosa que tú ofreces y entonces el sol me dijo: por rechazar la temible bendición te expulsaré de la tribu eterna”, es uno de los inentendibles párrafos que pronunciaba ante cámara el ahora detenido.

Las autoridades detectaron otro video en el cual DAP se aplicaba en sus piernas una gran cantidad de jeringas que -según contaba- estaban llenas de penicilina. También ingería comprimidos que daban la sensación de ser remedios.

Aislado en su departamento de Chacarita

Según los testimonios recogidos en el edificio de Chacarita donde vivía, este hombre prácticamente no recibía visitas, salía muy poco de su casa y no había establecido vínculos de relación con ninguno de sus vecinos. Meses atrás, durante la pandemia, mandó a blindar la puerta de entrada a su departamento.

DAP acostumbraba a vestirse de blanco, como al momento de la detención. Su último empleo conocido fue como ingeniero en la Central Hidroelétrica de Atucha, en Lima, partido de Zárate, de donde fue cesanteado por sus problemas psiquiátricos.

De acuerdo con la investigación, en su momento el entonces ReNAr le había concedido autorización para la tenencia de armas de guerra con motivos de colección. Cuando el organismo estatal fue notificado sobre la salud mental del detenido, le revocó todos los permisos y lo intimó para que las devolviera.

Al detenido DAP se le imputan los siguientes cargos: posesión ilegal y acopio de armas de guerra, municiones y explosivos, intimidación pública y amenazas. Se trata de delitos que la Justicia ha resuelto perseguir y sancionar con severidad.

“La inmediata identificación del sospechoso fue posible gracias al trabajo coordinado del CIJ y la PFA, más la especial colaboración de Homeland Security y la Oficina de Seguridad Regional (RSO) de la Embajada de los Estados Unidos, quienes nos reportaron imágenes y evidencia digital obtenida de la web”, informó el fiscal general Juan Bautista Mahiques.

El operativo fue coordinado por la Unidad de Investigaciones Complejas del CIJ, con la colaboración de la División Armas y Explosivos y el Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF) de la Policía Federal Argentina. También estuvieron presentes el Gabinete de Apoyo Técnico Operativo y el Gabinete Médico psiquiátrico del CIJ.

Video:

Caracteres: 5.033

Fuente, Foto y Video (Subido a YouTube): Zonales.com

 62 total views,  2 views today