Fue el viernes por la tarde en el establecimiento de Agronomía

El viernes 30 de octubre, cuando se cumplía un mes y una semana de la intervención de la cooperadora de la escuela primaria Álvarez Thomas (Nº 4 D.E. 16) por parte del Gobierno de la Ciudad; padres de la cooperadora y vecinos realizaron un nuevo “ruidazo” en la puerta del establecimiento del barrio de Agronomía, situado en Terrada 3983. Se pegaron además en las inmediaciones de esta institución, afiches escrachando a funcionarios que protagonizaron esta intervención y también banderas con consignas a favor de la cooperadora y en contra de la intervención. El “ruidazo” comenzó a las 14.30 y duró casi dos horas. Estuvieron presentes varios medios de comunicación, como la TV Pública, C5N, Crónica y Voces de la Comuna 15. También asistieron los legisladores porteños Leandro Santoro y Maru Bielli y la comunera por la Comuna 15 Nancy Bolaño, del Frente de Todos.

El gobierno porteño señala que esta intervención tiene que ver con un “incumplimiento sistemático de las normas contables”. Sin embargo, los padres y docentes que protestan creen que es una venganza después de que la cooperadora ganara un litigio judicial originado por el uso del natatorio de la escuela. Desde el Gobierno de la Ciudad aparte, indicaron que el fondo común de inversión de 24.487.031 pesos va “contra el espíritu de una cooperadora”, en el marco de la Ley Marco de Asociaciones Cooperadoras Nº 35.514. No obstante los padres declararon al respecto que: “Gracias al trabajo de los cooperadores se ha puesto en pie una de las escuelas con mejores condiciones de infraestructura de la Ciudad de Buenos Aires. Se destaca por tener un natatorio propio y un comedor autogestionado que brinda alimentación de calidad a los 800 alumnos que asisten en doble jornada”, añadiendo que el dinero con que cuenta la cooperadora responde a una impecable gestión que posee el respaldo de la comunidad educativa.

Esta cooperadora tiene casi 50 años de historia y construyó el natatorio techado donde hacen natación los casi 800 alumnos del establecimiento que hacen doble escolaridad. La cooperadora también consigue alimentos para los alumnos, sin dejar que el gobierno porteño terciarize estos servicios, como sucede en otras escuelas, lo que también genera polémica. Tras el ruidazo, la cooperadora rechazó nuevamente la intervención pidiendo que la Ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, se ponga en acción para solucionar este conflicto generado por el mismo gobierno porteño.


Caracteres: 2.454

 85 total views,  1 views today